El IoT “juega” en la cadena logística desde el minuto uno

Las tecnologías del Internet de las Cosas (IoT) son imprescindibles para dar visibilidad, trazabilidad y control a la cadena logística.

Interconectar cada uno de los productos que se manipulan, con el fin de conocer la situación y el estado de las mercancías en todos los eslabones de la cadena de suministro, es una de las múltiples posibilidades que el Internet de las Cosas ofrece a la logística y el transporte.

Esta es una de las conclusiones que se pueden extraer del III Desayuno Logístico que Logistun ha celebrado esta semana en Madrid, bajo el lema ‘Sensores y el Internet de las Cosas’. La empresa de servicios de formación ya había analizado en anteriores desayunos si está preparada la logística para el desarrollo del e-commerce, así como la necesidad de una nueva formación especializada para una nueva era logística.

En lo que respecta al IoT, el encuentro ha dejado claro que su importancia en la logística se revela desde el minuto uno. En el sector del e-commerce, por ejemplo, en el momento en el que el consumidor inicia una compra on-line se activa todo un entramado informático entre tiendas, proveedores, operadores y demás actores implicados, necesario para verificar la existencia del producto, la disponibilidad, cuando están previstos los flujos de reaprovisionamiento, etc.

Todas estas llamadas a los sistemas informáticos se inician incluso antes de que el cliente haya confirmado el pedido, precisando una respuesta inmediata. Por ello, ya en este momento la tecnología es clave, pues la forma en que se obtengan estos datos conllevará unos tiempos de interacción más o menos rápidos.

Visibilidad, trazabilidad y control 

Teniendo en cuenta que el IoT y los sensores permiten ya, entre otros factores, el seguimiento y control de los movimientos de las mercancías, para Luis Herrero, socio de Logistun, “es la menor o mayor apuesta por estas tecnologías lo que definirá el valor añadido que se le quiera dar a la cadena de suministro.

Según Herrero, la experiencia del cliente es clave para su fidelización, y el papel de la cadena de suministro en este ámbito se juega en los circuitos y modos de entrega. El “mapa” es complejo: entregas desde el almacén sin pasar por establecimientos físicos, puntos de conveniencia, etc. Además, el entramado está abierto a posibles colaboraciones y gestión compartida del circuito con otros partners, lo que aumenta su complejidad.

III Desayuno Logistun sobre el Internet de las Cosas

“Hoy en día todo se diseña con herramientas digitales, pero no sólo se diseña, también se ponen a prueba los productos antes de ser fabricados mediante sistemas de simulación”.

En este sentido, los sensores y el IoT son facilitadores, que “no la varita mágica”, para la orquestación de flujos, productos y servicios, es decir, la combinación de manera óptima, inteligente y en tiempo real de múltiples orígenes y destinos de las mercancías. “A medida que las mercancías provengan de distintas fuentes y la cadena de suministro sea más sofisticada, este nuevo concepto de orquestación será más importante”.

Por todo ello, las tecnologías IoT son imprescindibles para dar visibilidad, trazabilidad y control a la cadena logística.

Optimización en el transporte y en la producción

Durante el encuentro de Logistun también se han analizado algunas soluciones que ya están permitiendo optimizar el transporte de la mano de David Gozalo, MSSI VP de Zebra en el Sur de Europa, Oriente Medio y África.

Actualmente, los semirremolques transportan un 70% de carga y un 30% de aire, una infrautilización que repercute directamente en la cuenta de resultados de cualquier empresa de transporte.

Para combatir esta ineficiencia, Zebra ha desarrollado la solución ‘Trailer Load Analitics‘, que permite incrementar hasta el 85% de capacidad la carga de los semirremolques mediante el uso de sistemas de control y trazabilidad basados en el Internet de las Cosas.

Más allá de la logística y el transporte, las nuevas soluciones también están marcando el éxito en la producción industrial. Según ha explicado Juan de la Peña, experto en tecnologías digitales de Siemens, “hoy en día todo se diseña con herramientas digitales, pero no sólo se diseña, también se ponen a prueba los productos antes de ser fabricados mediante sistemas de simulación”.

Así, la Industria 4.0 pone al servicio de la producción tecnologías disruptivas que permiten reducir tanto tiempos como costes en la fabricación.

Especializarse y no simplemente adaptarse

Para José Luis Galiana, socio fundador de Logistun, estas nuevas soluciones se presentan como facilitadores para solventar algunas “complicaciones” que pueden presentarse a las empresas a la hora de dar el salto a la cadena de suministro digital.

A las empresas llega una cantidad de información masiva que hay que saber tratar para obtener los datos exactos que permitan mejorar la eficiencia en lo que se refiere a la velocidad del tránsito, seguimiento y rastreo de las mercancías o la productividad en los almacenes.  Por ello, junto a estas nuevas herramientas, el sector requiere de nuevos perfiles laborales especializados en estas tecnologías.

Recommended Posts

Deja un Comentario